Calabacines rellenos

Recetas paso a paso

Rollitos de calabacín

El calabacín es un producto muy agradecido porque permite ser cocinado de muchas formas diferentes, o bien formando parte de una ensalada, en un pisto o como en este caso como protagonista principal, donde vamos a compartir contigo la receta de los rollitos de calabacín rellenos.

Esta receta es deliciosa y cuesta muy poco trabajo hacerla, además de que es asequible y aporta un gran número de beneficios dado que son productos 100% naturales.

Rollitos de calabacín

Ingredientes

Para preparar esta receta tan sana necesitaréis estos ingredientes:

  • 4 calabacines pequeños con las esquinas cortadas.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 4 cucharadas de vinagre balsámico.
  • 250 gramos de queso ricotta.
  • El zumo de un limón
  • 50 gramos de piñones tostados.
  • Albahaca fresca recién picada.

¿Cómo se cocinan?

Con un cuchillo muy afilado o con un pelador de giro grande cortaremos los calabacines a lo largo y lo dejaremos como si fueran lonchas de bacon. Sobre una bandeja echaremos un poco de aceite y vinagre y lo extenderemos y sobre ello colocaremos las lonchas de calabacín, una al lado de otra, sin que se solapen.

Echaremos un poco más de aceite y vinagre por encima, taparemos la bandeja y dejaremos que macere todo durante unos 20 minutos en la nevera, aunque lo más recomendable es dejarlo durante cinco o seis horas en la nevera para que se macere correctamente y se haga por la acción del vinagre.

Mientras se macera podemos mezclar la ricotta con el zumo de limón y lo sazonaremos al gusto. Después añadiremos la albahaca fresca recién picada y también los piñones y lo mezclaremos hasta que la mezcla tenga una buena consistencia.

Con una cuchara iremos poniendo un poco de esa mezcla sobre las lonchas de calabacín que tenemos maceradas y las enrollaremos sobre la mezcla y los colocaremos en posición vertical tal como se puede ver en la fotografía que ilustra esta entrada. Los colocaremos en posición vertical uno al lado de otro para que den una mejor imagen. Se les puede echar un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal maldon y listo para comer.

Mis consejos:

Si la loncha del calabacín ha quedado muy macerada es posible que no se sostenga sola, para ello podemos poner un palillo para sujetarlo, pero debemos acordarnos de que lo hemos puesto para no llevarnos una sorpresa. Y si la hemos cortado muy fina, podemos poner dos lonchas juntas.

Podemos poner una salsa de alioli casero para mojar con los rollitos.